26.12.05

Reflexiones a corto plazo

Para estas navidades no escrib� nada, prefer� llamarme a silencio. Y casi tiene un porqu�. Y es que mientras estaba con la pantalla vac�a esperando ser cargada con reflexiones, en ese mismo momento estaba leyendo otros (muchos) blogs cargados de reflexiones. �Todos, eh? como si las reflexiones navide�as o de fin de a�o fueran una especie de moda, como si fueran lo m�s top. Y no, no soy de seguir modas, mucho menos si seguirlas es ser "top"... El problema es que todo el mundo espera a las navidades y al fin de a�o para hacer sus "reflexiones anuales", lo cual puede ser, a mi criterio, demasiado tiempo entre reflexiones. Y como las mismas se hacen una vez al a�o, pegan con todo. Cu�nto mucho m�s sencillo ser�a todo si las reflexiones vinieran m�s dosificadas, digamos, cada tres meses. Ser�an reflexiones mucho m�s manejables, uno no se olvidar�a lo que reflexion� de un trimestre para el otro y la gente sentir�a tener un mayor control de su vida. - "La verdad, que el trimestre que pas� fue muy duro" - "Si zonza, pero espero que estas festividades vengan llenas de esperanzas para el nuevo trimestre". - "Gracias, vos si que sab�s levantarle el �nimo a una" Claro, todo esto ahora nos representa un nuevo problema. Hay que inventar festividades nuevas, que nos permitan, cada tres meses, reunirnos a comer en familia, levantar la copa y tirar fuegos artificiales. Ya no hablemos de hacer regalos a los p�rvulos, lo cual es, adem�s de costoso, muy molesto (porque admit�moslo, �qui�n sabe que se les regala a los chicos de hoy en d�a?). Ahora, si pudi�ramos implementar dos medios aguinaldos m�s, entonces la cosa cambia. Volviendo a las reflexiones, podemos proponernos objetivos a mediano y corto plazo, que son mucho m�s sencillos de llevar a cabo que los anuales. Entonces, en vez de jurarnos y perjurarnos que este a�o, vamos a bajar esos 10 kilos de m�s y comenzar la dieta en Enero para dejarla a mediados de Febrero (con suerte, claro), podemos decir "para el trimestre nuevo, pienso bajar un kilo". �No es mucho m�s sencillo esto? En las pr�ximas festividades, veremos que pudimos cumplir nuestra promesa, y eso nos alienta a que despu�s del brindis, podamos reflexionar sobre lo hecho y ajustar nuevos objetivos. Apuesto, adem�s, que la gente as� comenzar� lentamente a no renegar tanto de las fiestas. A mayor oferta, ya no ser� necesario pensar "�en donde lo pasamos? �en lo de tu familia o en lo de la m�a?". Vamos a poder pasarlo con una, con otra, con otra m�s (si tuvi�ramos, por esos percanses de la vida, tres familias) y con los amigos. O hasta podr�amos asegurarnos dos fiestas para estar solos, y reflexionar bajo las estrellas, sin comprometer las otras, las de las tortas, los cohetes, los cu�ados en pedo y los regalos mal envueltos. Los m�s familieros van a tener m�s excusas para refregarle el coche nuevo al yerno o mirarle el escote a las primas. Y todos felices.

23.12.05

Preguntas de la vida misma IX

La ensalada de frutas... �con gelatina o con yoghurt? No jodan, es una pregunta simple, solo tienen que adherirse a alguna de las dos opciones. Nada de "no me gusta la ensalada de frutas/gelatina/yoghurt", o "yo prefiero el helado de chocolate". A mi me gustan los Autos de Carrera, �y?. La pregunta es simple y va dirigida al descubrimiento de nuestro m�s intr�nseco sentido humano. Gracias por responder. Promoci�n v�lida para todo el territorio nacional exceptuando la provincia de La Rioja (por darnos a Menem) y Santiago del Estero (son todos vagos).

1.12.05

Querido Hern�

No me conoc�s, pero yo si te conozco. O mejor dicho, te leo. Y no desde hace poco, cuando ya comenzaste a salir en todos los medios y la gilada se llena la boca de vos. Yo te leo desde que todos pens�bamos que Mirta era verdad, que esa se�ora gorda y querible de Mercedes realmente ten�a un rato a la noche para sentarse a escribir en su blog, y nadie dudaba de ello... Nadie lo dudaba porque nadie quer�a creer otra cosa. Lo que vos nos contabas ah�, era lo que a todos nos gustaba leer (bueno, excepto a Borjamari). Porque esa familia a la que le diste forma, era en cierta forma, la familia que todos conoc�amos, la que todos queremos, la que nos hace reir, la que nos da verguenza, la que nos da rabia a veces. Es una familia como la tuya, como la m�a, como la de los cientos que pasamos una vez por semana a visitarla, a tomarnos unos mates o comer un asado los fines de semana. �Y por qu� la gente se quedaba? No se el resto, pero yo me qued� porque ese blog (o esa blognovela, como nos enteramos despu�s, una tarde que te viste forzado a salir del anonimato) me provoca algo. Me hace reir. Me hace llorar. Me hace pensar. Porque sin darme cuenta, y como suelo citar a grandes autores algunas veces, seguramente para impresionar a alguna, de repente me vi cit�ndote a vos. Porque el trapaso de los Bertoti a Orsai fue obligado. Porque comenc� con �ste, mi primer blog, hace m�s de un a�o porque te le�a y quer�a escribir, entre tantos otros, como vos. Por eso y por otras cosas m�s, es que te est� yendo tan bien. Por eso ahora te encuentro hasta en las revistas, cuando voy al ba�o. Es por eso que ahora te dan incluso el premio de campe�n del mundo. Porque siempre se trat� de lo mismo: distinguirnos en ese 5% de las cosas que realmente valen la pena. Te est� yendo bien, gordo. No solo porque te lo merec�s, sino porque te lo ganaste.

25.11.05

Inicio del Fin

Y pintaba ser un d�a tan com�n, de esos que dudosamente uno recuerda despu�s. Pero ese 4 de Septiembre sorete se le meti� en la vida razgando todo, mutilando el resto del a�o. No fue hasta que di� vuelta la esquina y mir� la plaza, que fue el mundo el que lo di� vuelta a �l. "Que chistoso" - pensaba despu�s - "Justo cuando pens� que estaba todo en equilibrio, fue que todo se fue a la mierda"... Con el tiempo se ir�a olvidando los detalles, las ubicaciones, incluso esa esquina que se torn� para dejarla ver a ella, sentada en las piernas "del otro" en esa plaza. Sus brazos cruzados alrededor de su cuello. Se olvidar�a incluso de esos 30 metros que flot� (no pudo haber caminado, con su cerebro totalmente detenido) hasta pararse frente a ellos. No recordar�a esa mezcla de miedo, de preocupaci�n, de goze en la cara de ella. Ni siquiera de las excusas. Ni siquiera de la definici�n. - ��l es el famoso Gusty? - pregunt� mientras las manos le temblaban. No quiso verla llorar, hubiera perdido el poco temple que le quedaba. Volvi� a preguntar: - �Es �l? Solo obtuvo un "si" en forma de caida de ojos. - Flaco, felicitaciones. No por ella, al final, siempre fue tuya. Felicitaciones, porque de ella seguramente me voy a olvidar, pero tu cara, no me la olvido nunca m�s en la vida. Jam�s supieron cu�nta raz�n ten�a.

24.11.05

Un minuto de Silencio...

Hoy ha fallecido el hombre que le ha ense�ado a generaciones completas a lustrar y pulir. Pat est� ahora en un lugar mucho mejor. Un minuto de silencio para el maestro.

23.11.05

Fin.

Parado frente al espejo del ba�o, pens� en c�mo se hab�a desenvuelto todo, en las discusiones, en los llantos, en los gritos, en los silencios. Record� haberla besado tantas veces, y tantas veces haberle dicho que ya no quer�a saber nada... Y ahora ella no estaba. No estaba y no hab�a dejado nada. Antes de irse, tom� incluso su propio reflejo del espejo y lo arranc�, grabando la sentencia a fuego de que no volver�a a ser vista. Y parado frente al otro espejo, el del ba�o, comprendi� que era hora de aceptarlo. Tom� el cepillo de dientes rosa, y lo arroj� al cesto de basura.

6.11.05

Cereales en la ma�ana

Nunca supo nada, nunca supo que la am� casi desde que tuve la conciencia de lo que es amar. Que incluso siendo ni�os, no pod�a hacer m�s que llamarle la atenci�n, molest�ndola, pele�ndola, solo por la posibilidad de tenerla cerca, de sentir ese brillo �nico de su pelo, y la inocencia en sus ojos. Incluso cada ma�ana, hacer que r�a cuando le mostraba c�mo se ve�an los cereales en mi boca... Ignor� muchas cosas, porque no pude hac�rselas saber. No pudo saber nunca las cosas que pod�a hacer por ella. Ni las que hice. Y ahora es tan tarde, como lo fue siempre. Si tan solo hubiera sabido hac�rselas saber...
(continuar�...)

30.10.05

Refugiarme

Ya tienes donde buscarme, cuando sepas que fui a refugiarme. Estar� al borde del r�o, escondido en mis pensamientos, amando un atardecer, como deber�a estarte amando.

27.10.05

Tu canci�

�l emborronaba unos papeles, mientras intentaba expresar una idea, plasmarla en dos dimensiones, pero le hu�a. Bien pod�a ser la idea para una historia de amor o el plano para un embalse futurista, pero la muy hija de puta no se quedaba quieta un segundo como para bajarla a papel. Concentrado como estaba, no vio que ella hab�a entrado en la sala y se sent� a leer una revista en el sill�n.. Una voz juvenil y estridente en la radio se acall� al fin, y dio paso a una melod�a. La idea, entonces, aprovech� el momento de distracci�n, y huy� finalmente, quiz�s hacia la cabeza de un escritor o de un arquitecto. Entonces, la canci�n inund� todos sus espacios, reson� por dentro de su cabeza y rebals� en dos enormes l�grimas por sus ojos, que mancharon el bocetode la idea huidiza. - �Qu� pasa? �Por qu� te pusiste as� amor?- ella se par� y fue a su lado. - Nada, es esta canci�n. Me hizo acordar a algo- dijo. Y esper� a que estuviera lo suficientemente cerca como para aprisionarla a su lado desde la cintura. Ella, se sent� en sus piernas y le di� un beso en la frente. - �Te trae feos recuerdos? - Cuando estuvimos separados, �te acord�s? -obvio que se acordaba,pero si lo preguntaba era como alejar la situaci�n, como que merec�a olvidarse- la escuchaba todo el tiempo. Era como estar con vos. - Pero no llores tonti, no ten�s que pensar en eso. Volvimos a estar juntos. La mir�, esperando que esos segundos bastaran para que ella sola se diera cuenta que esas l�grimas no eran de tristeza. Y ella, que sab�a leer en sus ojos lo que �l no dec�a, sonri�, lo bes� y lo abraz�. Y la canci�n, que tambi�n sonaba en la casa de un escritor inciando una nueva novela, y en la casa de un arquitecto que necesit� sentarse a diagramar un embalse en el que no hab�a pensado antes, se diluy� en sus oidos.

18.10.05

Carolina

Me coloqu� sobre ella y fue casi m�gico, instant�neo. Como si una parte de una vida anterior me poseyera, como si recuerdos muy, muy guardados en un rinc�n del cerebro (y del coraz�n) volvieran a un primer plano del entendimiento, como si nunca hubieramos estado separados... Ya los m�sculos no responden como antes, eso es seguro. Ya la performance del ejercicio no es el mismo, al menos hasta que pase un tiempo y vuelva a estar en forma, pero las ma�as, los movimientos, las posiciones, esa amplitud sensorial necesaria cuando se vive un poco m�s r�pido, esa anticipaci�n constante, todos volvieron como si nunca la hubiera dejado. Ella, curvil�nea, estilizada, responde muy bien, sabe lo que quiero y se dirige hacia esa direcci�n, se deja llevar, se deja conducir. Ella sabe acatar mis sugerencias, y tuerce sus formas debajo mio, con movimientos suaves, amortiguados, silenciosos. Sabe que cambiar�a cosas de ella, pero que no la cambiar�a por otra. Se que por ahi sue�a con que pueda darle m�s tiempo, pero no podr�a cambiarme por otro. Me mira, apoyada en la pared, sabi�ndose due�a de su espacio. Conociendo el cuidado que nos prodigamos mutuamente, el secreto que nos une.

8.10.05

"Sans toi, les �motions d'aujourd'hui ne seraient que la peau morte des �motions d'autrefois"
HIPOLITO
"Sin ti, las emociones de hoy ser�an la piel muerta de las emociones de ayer"

7.10.05

EL universo sobre Mi.

Es de Amaral. Si, ESE Amaral, el mismo que ella me hizo conocer. Y si, es un Top Forty, o lo que sea, est� en los charts, se escucha en la radio, lo est� conociendo mucha gente. Pero yo lo conoc� antes, y dado que estoy pasando una etapa muy... "musical", estoy como redescubriendo muchas cosas, vibrando de otra manera ante una tonada, ante una voz... Canciones que antes representaban una cosa, ahora se han tornado completamente distintas. D�nde antes me gustaba la letra, ahora me gusta la guitarra, d�nde antes una escala me pon�a la piel de gallina, ahora es una voz dulce la que me consuela. Cuando una letra me hablaba de una noche de locura, hoy me susurra sobre la soledad, sobre la b�squeda. Este tema no es la excepci�n. No es la letra, no es la m�sica, no es la voz. Me emociona, pero solo un poco.
El Universo Sobre Mi Amaral P�jaros en la cabeza S�lo queda una vela Encendida en medio de la tarta Y se quiere consumir Ya se van los invitados T� y yo nos miramos Sin saber bien que decir Nada que descubra lo que siento Que este dia fue perfecto y parezco tan feliz Nada como que hace mucho tiempo Que me cuesta sonreir Quiero vivir, quiero gritar Quiero sentir el universo sobre mi Quiero correr en libertad Quiero encontrar mi sitio Una broma del destino Una melod�a acelerada En una canci�n que nunca acaba Ya he tenido suficiente Necesito a alguien que comprenda Que estoy sola en medio de un mont�n de gente �Que puedo hacer...? Quiero vivir, quiero gritar Quiero sentir el universo sobre mi Quiero correr en libertad Quiero llorar de felicidad Quiero vivir Quiero sentir el universo sobre mi Como un n�ufrago en el mar Quiero encontrar mi sitio S�lo encontrar mi sitio Todos los juguetes rotos Todos los amantes locos Todos los zapatos de charol Todas las casitas de mu�ecas Donde celebraba fiestas Donde solo estaba yo Vuelve el esp�ritu olvidado del verano del amor Quiero vivir, quiero gritar Quiero sentir el universo sobre mi Quiero correr en libertad Quiero llorar de felicidad Quiero vivir Quiero sentir el universo sobre mi Como un naufrago en el mar Quiero encontrar mi sitio S�lo encontrar mi sitio Quiero vivir, quiero gritar Quiero sentir el universo sobre mi Quiero correr en libertad Quiero llorar de felicidad Quiero vivir Quiero sentir el universo sobre mi Como un naufrago en el mar Quiero encontrar... Mi sitio... S�lo queda una vela Encendida en medio de la tarta Y se quiere consumir

6.10.05

Que bien que le hace la primavera a Buenos Aires. Si cuando llueve es como si todos estuvieran provocando la lluvia por el mal humor, cuando hay sol, estamos todos radiantes y contentos. Esta ciudad es demasiado colectiva.

3.10.05

Nuestro Parnaso particular

Todo el tiempo te pasa que sent�s que tal o cual persona, sabe exactamente lo que quer�s decir, o comprende al mil�metro lo que est�s sintiendo, o tan solo, que tiene la capacidad de expresar algo que a vos te pasa, pero que no sab�s como explicar. Te pasa a vos, le pasa a �l, me pasa a mi. Pero cuando siento que las similitudes son exageradas, entonces desconf�o... Son dos personas m�s, con las que pertenecemos al Club del Coraz�n Roto. Son, para mi, el Poeta del Coraz�n Sangrante y El Caballero de la Triste Figura. Los que nos conocen, saben qui�n es qui�n. Los que no, podr�an jurar que los tres blogs son escritos por la misma alma. Casi podr�a jurar que cualquier cosa que escriba, ya la han expresado anteriormente ellos, con much�sima m�s t�cnica, dedicaci�n, calidad o sentimiento. Formamos, sin querer, lo que me gusta llamar un Parnaso Personal, un monte ol�mpico d�nde cual Apolos, vemos a nuestras musas correr desnudas por las playas, d�nde su Mari�n, mi Lorena o su Tatiana rompen una y otra vez corazones, se esconden para que no las encontremos, o tan solo se sientan a nuestro lado, de nuevo, para estar tan distantes y frias, como hermosas y deseadas. Donde los tres, desde nuestros espacios particulares, buscamos las mismas respuestas, a todas las preguntas. Donde modelamos un mundo literario que nos gustar�a materializar, al menos durante una noche de bar. Donde Agust�n, Juanita, Sof�a y Lara juegan a reconocerse. Siempre buscamos escribir sobre distintas cosas, poner el foco en temas diferentes, pero siempre vemos el mundo como es, y siempre terminamos escribiendo, aunque no queramos, de igual manera. Entonces, nos resignamos, nos leemos, nos releemos, y aunque lo hagamos con verg�enza ya, terminamos en los mismos "pero que maravillosamente bien que escribes" comentados. Porque si, porque eso realmente sentimos. Mi primavera, no es para nada lo esperaba. Pero no me di cuenta hasta que me lo dijeron exactamente como deb�an dec�rmelo. Me comportaba tan equ�vocamente como era posible hacerlo, y me v� como en un espejo. Mis tiempos de silencio, tan molestos, tan salvajes conmigo, violentos, de pronto tuvieron sentido. Comprend� lo que siempre sospech�, que nunca tuvo que ver con el coraz�n, sino con la podrida sangre. Me falta encontrar MI t�rmino, pero se que las bocas encenizadas y la grasa del subte, son el comienzo. Se los digo yo, que los odio en p�blico y los admiro entre las sombras. Ya que est�n de moda, este es mi sentido, cu�ndo no humilde, homenaje a estos dos peregrinos, a estos compa�eros de viaje, que a pesar de todo (incluida la distancia, por m�nima o extrema), nos reconocimos. Y cada qui�n por su lado, sabe que no camina solo. Y que son mejores los amigos demasiado complacientes a los enemigos mediocres.

2.10.05

Me va la vida en ello

Luis Eduardo Aute.
Cierto que hu� de los fastos y los oropeles y que jam�s puse en venta ninguna quimera, siempre evit� ser un s�bdito de los laureles porque vivir era un v�rtigo y no una carrera. Pero quiero que me digas, amor, que no todo fue naufragar por haber cre�do que amar era el verbo m�s bello? d�melo? me va la vida en ello. Cierto que no prescind� de ning�n laberinto que amenazara con un callej�n sin salida ante otro ?m�s de lo mismo? cre� en lo distinto porque vivir era b�squeda y no una guarida. Cierto que cuando aprend� que la vida iba en serio quise quemarla deprisa jugando con fuego y me abras� defendiendo mi propio criterio porque vivir era m�s que unas reglas en juego.

24.9.05

Suaves aromas, leves sabores.

Quiz�s lo �nico bueno que tenga esta situaci�n donde casi todo sabe a casi nada, es que son las peque�as cosas, antes desapercibidas, las que comienzan a tener algo de presencia, aportan algo al sinsabor generalizado.

22.9.05

Una Primavera

Ayer comenz� una nueva estaci�n en el a�o, en el incesante suceso de �pocas y eventos. El ciclo de repeticiones y su carrera, cont�nua, inmensurable a nuestros perecederos ojos. Ayer comenz� la Primavera. Ayer renaci� una etapa, como seguro comenzar� dentro de un a�o, diez a�os, cien, mil ... Hoy comienza un nueva etapa. En tu vida hoy marcar� un antes y un despu�s, unico, irrepetible, tuyo. Solo tuyo. En tu vida habr� muchos quiebres, muchos inicios nuevos, muchas etapas, mejores o peores, pero todas �nicas, nuevas, esperando sucederte a vos, logrando todas el objetivo impuesto de cambiarte, de mejorarte, de hacerte crecer. Aunque me enter� de esta fecha ya intuyendo el ininterrumpible devenir de los hechos, me tom� la libertad (supogo sabr�s disculpar) de imaginarme a�n a tu lado, me vi ahi mismo, lleno de ese pecaminoso orgullo por verte, recibiendo el reconocimiento de algo por lo que luchaste mucho, que merec�s mucho. Seguramente hermosa, posiblemente segura, estar�s ahi, en los albores de un nuevo ciclo, tu nuevo ciclo, con un mundo lleno de posibilidades ante tus pies. Lo que dar�a por verte, ni hablar de acompa�arte, no m�s sea para alentarte a la vera de ese camino que te llevar�, seguramente, muy lejos. Esa fue siempre mi perspectiva. Ma�ana, este espacio tan mio, y siempre tan tuyo, comienza otra etapa. Una nueva primavera, un a�o completo y circular, desde que por primera vez, dej� aqu� algo, viendo que podr�a recoger despu�s. Un a�o entero, donde me pasaron tantas cosas, que no siempre pude volcar en este espacio, que no siempre supe c�mo volcar en este espacio. Ya vendr� un tiempo de reflexi�n, al fin y al cabo las v�speras sirven para eso. Para releer, para acordarnos c�mo �ramos hace un a�o, para ver como somos ahora, y para ver como queremos ser de ac� en m�s. Un a�o de este blog, gente. Y obviamente, a�n un a�o despu�s, no se como cerrar estas publicaciones, y mucho menos esta. Tan especial y tan poco m�a. Porque aqu� seguimos. Ac� estoy.

16.9.05

Siddartha Urbano

Hace un par de d�as que tengo la sospecha de que el mundo no es como lo vemos. De que realmente todas las cosas que hay ahi, que se ven, no son asi. Son otras cosas, copias infinitas, mejores o peores, de cosas que ya hubieron. Nada es, en absoluto, original. Y lo peor, es que no me puedo sacar la sensaci�n constante de Deja Vu, incluso al ir por la calle... Es como cuando luego de escuchar inicialmente una canci�n, comenzamos casi sin querer, a escuchar de fondo a la segunda voz. Siempre estuvo ahi, pero no es hasta cierto momento, que comenzamos a oirla. Y luego siempre est� ahi. Incluso m�s presente, m�s distinguible luego que la voz principal, la que lo tapa todo. Esa es la sensaci�n que tengo. A ver si lo pongo m�s claro. Las reuniones de negocios, por ejemplo, sobre todo las inform�ticas, no son reuniones mancomunadas en lo absoluto, no lo son. Son otra cosa, son dos o m�s personas, intentando demostrar sus falsas credenciales, intentando valer por lo que conocen, por lo que saben, y por c�mo saben decirlo. El que no habla, no vale, aunque sea mejor. No importan los intereses comunes, solo el propio, el de valer de alguna manera. Un juego del ego gladiador, donde finalmente uno de los dos tendr� que claudicar, pero nunca terminar�n los dos hermanados contra la multitud. La gente que camina por el centro de esta ciudad, es toda igual. Todos hacen lo mismo, sin importar a qu� se dediquen. Todos repiten, casi nadie elije realmente, nadie es originalmente nada. Las chicas que caminan trajeadas, conformes con su puesto en la gran empresa, que quiz�s consiguieron moviendo el culo, creen que est�n conquistando la vida, creen que ganaron el mundo. Y solo repiten lo que cientos de miles de otras chicas hicieron, hace 10, 20, 30, 40, 100, 1000 a�os. Se siente raro, como dije antes. Es como haber estado durmiendo todo este tiempo acomodado en el mundo que nos metieron siempre delante nuestro, y donde sin querer, quiz�s por un error, quiz�s por algo que haya hecho ruido en nuestra vida, nos despertamos. Agudizamos los sentidos y ahi est�, la segunda voz antes ignorada, m�s fuerte que nunca, ese reflejo que antes no estaba, ese perfume que nunca nos hab�a llamado la atenci�n, una rugosidad deseable al tacto. No pretendo afirmar que soy un iluminado, nada m�s lejos de la verdad, pero me di cuenta que mis pasos son los mismos que otros, que muchos otros, quiz�s con m�s o menos fuerza, con igual o distinta energ�a. Pero quiz�s, hasta cierto punto, poco haya hecho para cambiar eso. Veremos que tal se ve el mundo ahora.

12.9.05

Ya esta...

Ahora lo se. Cuando sea chino quiero ser Jackie Chan.
Que groso que es... que groso. Aunque en las fotos se vea tan gay, es un groso.

10.9.05

Cereales en la ma�ana

�Mi hermano? hace tanto tiempo que no tengo noticias de �l. Supongo que estar� bien, se habr� puesto de novio o casado. La verdad, desde hace a�os que no pensaba en �l. No fue hasta hoy que vi a mis hijos jugando, hasta que vi a mi ni�o ayudar a su hermana a levantarse luego del gran golpe que se dio, que record� vagamente un momento de mi ni�ez, en el que lo buscaba por toda la casa, jugando a las escondidas, y lo encontr� llorando adentro del placard de mi madre... Hoy mi vida es totalmente distinta a mi juventud. Mis dos principales logros son mis dos hermosos hijos a los que me dedico casi por completo, les dedico mi vida. Tambi�n a mi esposo, que conoc� luego de terminar la universidad, en esta ciudad tan hermosa, pero tan lejos de casa. Tuve que adaptarme a este lugar, pero todo vali� la pena, hoy puedo decir que soy feliz. Tengo una casa preciosa al costado del camino, alejada de la ciudad pero sin ser en las afueras, me dedico a criar a mis ni�os, que est�n comenzando la escuela. Mi marido tiene un buen puesto en una multinacional, con sede aqu�, que le ofrecieron luego de finalizar sus estudios. Yo, en cambio, prefer� quedarme en la casa, asegurarme que todo est� bien, de disfrutarlos minuto a minuto, y que ellos puedan hacer lo mismo. Es extra�o, entonces, que me acordara de mi hermano. Bueno, hermanastro, nunca fue realmente mi hermano-hermano. Pobre, realmente no se que habr� sido de su vida, luego de irme de la casa a estudiar, y de que su padre muriera, no tuve mucha informaci�n de su paradero. Pero �l era muy capaz, estoy m�s que segura que algo habr� hecho de su vida.

4.9.05

�Te enteraste?

Dijeron en el diario que hoy a la ma�ana mataron a un pobre tipo que sal�a de la casa para ir a trabajar y qued� atrapado en medio de una balacera entre policias y ladrones que asaltaron un mercado atendido por unos orientales que parece eran ilegales y que se habr�an escapado de su pa�s para poder tener una oportunidad nueva en este pero que la situaci�n econ�mica no los deja progresar entonces tuvieron que asociarse con la mafia aunque ellos no quisieran pero era la �nica manera de poder abrir ese mercado dado que por las disposiciones del intendente no se puede ya que el cu�ado queria tener la exclusividad para determinar quien trabaja y quien no porque claro en la casa no puede hacer nada porque es la mujer la que toma las decisiones y despu�s se la pasa en la peluquer�a y comprando ropa car�sima con el sueldo del marido mientras env�a a encargarse del resto de las tareas a las empleadas que en los momentos de ocio charlan rien comentan sobre las vecinas que salen con alg�n muchacho y tienen sexo a escondidas en el ba�o que despu�s tienen que limpiar porque vienen los ni�os a merendar despu�s de haber jugado toda la tarde a la pelota al terminar las clases pero antes de hacer la tarea en la noche que poco iluminada me atrapa y me impide encontrar la manera de decir a gritos que te necesito m�s que respirar que necesito escuchar un te quiero para sobrevivir.

2.9.05

Hablando de Coincidencias

Ayer hablaba de coincidencias, y de que muchas veces no nos damos cuenta de las maravillas que suceden a nuestro alrededor. Hoy, por una de esas coincidencias, y por el juego ca�tico del azar, o� una canci�n que debo haber oido otras cientos de veces. Pero hoy, adem�s de oir, la escuch�...
Coincidir Fernando Delgadillo Soy vecino de este mundo por un rato Y hoy coincide que tambi�n tu est�s aqui. Coincidencias tan extra�as de la vida Tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio... y coincidir. Si navego con la mente los espacios O si quiero a mis ancestros retornar, Agobiado, me detengo y no imagino Tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio... y coincidir. Si en la noche me entretengo en las estrellas Y capturo la que empieza a florecer, La sostengo entre las manos mas me alarma Tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio... y coincidir. Si la vida se sostiene por instantes Y un instante es el momento de existir, Si tu vida es otro instante... no comprendo Tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio... y coincidir.
Que despu�s me vengan a decir que encontrar en este mundo, en esta vida, a una persona es cosa de todos los d�as.

31.8.05

El extra�o sabor del regreso.

�Volv�? No s�. Ac� estoy, al menos. O eso creo. El tema es que para poder regresar, llamado o no, primero hay que irse, echado o no. Y yo me fui. Me fui por un tiempo, al menos, porque no estaba haciendo un buen uso de mi tiempo, porque no estaba escribiendo ya por gusto. Porque pens� que una cosa era una cosa y otra cosa era otra cosa, cuando ni siquiera eran asi, cosas... �Habr� alg�n m�rito en el regreso? Hace mucho tiempo lei, que no hab�a realmente nada meritorio en regresar, que era una costumbre que incluso, parecer�a extra�a. De tal manera, el �nico prop�sito, siempre, ser�a seguir, continuar. Que el Hombre deber�a constantemente seguir camino, siempre hacia adelante, siempre avanzando, nunca regresar a un punto conocido. Pero, �c�mo tiene lugar el arrepentimiento, reconocer errores, con un paradigma como ese? Pero tambi�n le� una vez de los regresos gozan de cierta sensibler�a noble. Algunos preferimos a veces perseguir la loca idea de que el regreso es posible. Pero no lo es. Ning�n punto de partida, ninguna referencia inicial, se mantiene inmutable, ni en espacio ni en tiempo. Cualquier verdadero regreso es, entonces, imposible. Siguiendo estos preceptos, realmente no he regresado. Al menos no ha regresado ese que dej� el blog a mediados del mes. Ha venido otro, por primera vez, a tratar de escribir un poco m�s en este espacio.

Cereales en la ma�ana

Ya no puedo verlo m�s, me duele su presencia, su constante e inmutable presencia. Me molesta que est� siempre presente, aunque no est�. Ya no se cu�ntos a�os pasaron desde que estoy asi, molesta con �l, con el mundo, con las circunstancias, con la est�pida raza humana. Y lo peor, es que �l, est� yo enojada o no, le da perfectamente igual... Sigue su vida como si nada pasara. Como si nada ME pasara. Como si no me fuera imposible concentrarme en las derivadas, en los procesos l�gicos, o todas esas cosas que quieren vendernos como "�tiles y necesarias" en la universidad. C�mo si toda mi vida no estuviera arruinada por el est�pido motivo de estar enamorada de �l, de quererlo hasta darme asco, de intentar sacarlo de ese mutismo en el que est� sumido, vaya uno a saber por qu�. Irme, eso tengo que hacer. Tomar el primer transporte hacia el destino m�s inusitado, y desaparecer. Mejor dicho, hacerlo desaparecer, de mi vista. Lejos voy a estar a salvo, voy a ser otra, y no lo voy a ver, lo cual es todo lo que necesito. No verlo, no verlo para no sentir que me muero, que lo amo, que lo necesito, que me desgarro por dentro por no poder estar con �l. No sentir que me desangro lentamente, todo por estar enamorada de mi hermanastro.

11.7.05

El tiempo pasa...

�A partir de qu� momento comenzamos a volvernos viejos? �Cu�ndo cambiamos los boliches por los pubs? �Cu�ndo nos molesta un grupo de adolescentes gritando?... �Cu�ndo preferimos directamente quedarnos en casa en vez de salir? �Cu�ndo hace "demasiado frio afuera"? �Cu�ndo cambiamos la cerveza por un "buen varietal"? �Cu�ndo comienzan a aparecer las primeras canas? �O cu�ndo aparecen los primeros pensamientos conservadores? (como canas de nuestros ideales). �Ser� cu�ndo nace nuestro primer hijo o nuestro primer prejuicio? �Cu�ndo no soportamos m�s de tres ni�os juntos? �O cu�ndo son ellos los que no nos soportan?

10.7.05

Cereales en la ma�ana

Otra vez est� ahi, sentado solo en la cocina a las 6 de la ma�ana, mirando la nada, como acostumbra hacer. No se que le pasa, no puedo preguntarle, no puedo acercarme a �l y cumplir el rol que supuestamente tengo. Entonces me limito a bajar las escaleras, abrir la heladera y preparar los dos desayunos, antes de irme al colegio... Yo se que algo le pasa, pero no se qu�. Intento ayudarlo, pero me cuesta. El pap� lo mira y solo hace gestos con la cabeza, pensando quiz�s que el nene le sali� loco, pero nada m�s. Pero esto es de siempre, no es de ahora, yo lo conozco desde chico, y siempre fue asi, solo que ahora lo demuestra sin preocuparse. Lo miro y tiene el pelo todo revuelto, la mirada perdida en el plato, no se si no se acost� en toda la noche o si reci�n lleg�, pero tiene un olor a cigarrillo tremendo, que si el padre lo oliera, lo mata. Le pregunto si se siente bien, pero no me contesta, le digo que se vaya a ba�ar, y levanta los hombros. Sabe que ese gesto me desespera, entonces me enojo con �l y la que se va a ba�ar soy yo. �A veces puede ser tan est�pido!

8.7.05

Cereales en la ma�ana

Me gusta mucho que est� en casa, aunque ahora no est� el ba�o todo el tiempo libre, aunque la casa est� llena de ruido que no me gusta. Es lindo estar comiendo los cereales en la cocina, con mi oso sentado al lado, y verlo bajar la escalera, todo dormido, con su pijama y los pelos rubios revueltos. Tiene cara de malo en la ma�ana, pero a mi no me importa... Primero comenz� a venir de vez en cuando, ya no me acuerdo hace cu�nto tiempo, pero yo era chiquita. Despu�s, ibamos juntos al parque, o siempre estaba ahi, jugando en la arena. Yo le prestaba mis cosas, pero no le importaban, no le gustan mis cosas. El tiene autitos, muy lindos, o ser� porque son suyos, pero no me los presta. No me importa, yo le rob� uno, y lo tengo guardado. Me acuerdo que llor� cuando no lo encontr�, pero con su cara de malo. Me pega a veces, otras veces me empuja y me hace llorar. No importa, espero que se quede mucho tiempo. (N. del Autor: �Ser� casualidad que el post n�mero 100 del blog, haya sido Triste?)

7.7.05

Sue�os Jabonosos

Solo y mientras termino de sanar de mi ojo querat�tico, les dejo el link a un flash sorprendente. Seguro alguien so�� alguna vez algo como esto, pero que venga un tipo y lo haga un flash, no, es demasiado.

29.6.05

Uno de los mejores regalos del a�

Pero por dios... �se dan cuenta de lo GROSA que es mi taza? �Realmente se dan cuenta?
Si, si. Si le das un botonazo a la imagen, se ve la foto completa, dale, animate.

24.6.05

Triste

Que mal me pone darme cuenta que los manjares de mi infancia, eran m�s manjares por su innacesibilidad o por lo espor�dico de su presencia, que por lo que realmente eran. Ahora que accedo a ellos impune, tienen ese gusto de faltarle cinco para el peso. Que jodido es dejar de ser chico. (Me acabo de dar cuenta que este post, se convirti� en el n�mero 100 del Blog, 9 meses y un d�a despu�s de estrenarse all� en Septiembre de 2004. Como pasa el tiempo carajo, y a veces no nos damos cuenta.)

22.6.05

La chava m�s fresa.

El bocho desaceler� por el Eje y ella, dentro, ya ansiaba pisar las baldosas de la Plaza Garibaldi, nuevamente. Pag�, baj� y levant� la mirada. No estaba all� en el lugar que hab�an acordado. Entonces pase� alrededor de la plaza, mirando sin mirar, buscando y esperando... Luego de un tiempo, el hambre atac� primero. Ya sentada frente a una mesa, pidi� unas botanas, sin jalape�os para ella. La noche ganaba su espacio, suave, como siempre lo hace all�: con gente que paga por una canci�n, mariachis que afinan trompetas, que practican acordes con sus guitarras, las estatuas en sus tarimas, la poes�a en el aire y Jos� Alfredo en los corazones. Lentamente, y para hacer tiempo, repas� las horas previas, caminando por el z�calo y confes�ndose (in�tilmente) en la Catedral. C�mo le gustaba caminar por DF, como la primera vez, como esa que la enamor� definitivamente. La gente, los olores, la m�sica constante, permanente, en el ambiente. Era caminar por Chapultepec, era ver el tr�nsito de Insurgentes. Era la vida, que sent�a en cada esquina. Fue un poco m�s all�, record� Xochimilco, record� la laguna y las chelas sobre una trajinera, lenta y florida, La Lupita, que los llev� por dos horas a ning�n lado. Record� los besos, record� el hotel. Record� las canciones a la noche, el contorno de la guitarra apenas iluminada. Pero el tiempo tuvo que derramarse. Ella viaj�, mas siempre estuvo en esa plaza. Siempre fue una estrofa de una canci�n, siempre fue un contrapunto, siempre fue esperada cada vez que se abr�a la puerta de un bocho. Y ahi estaba, esperando. Y fueron dos, tres, cuatro caballitos. Don Julio, como aquella vez. Ya la noche dominaba y casi todos los mariachis de la plaza hab�an pasado frente a ella, sin �nimos de lucro, le habr�an tocado todo su repertorio gratis, solo por el oficio de cantar a la mujer m�s hermosa de la plaza. Y la m�s solitaria. Pag� la cuenta y le dej� unos pesos al chavo que se ofreci� a correrle la silla, que acto seguido pidi� un poco de tepache. Avanz� desliz�ndose como ella sab�a hacerlo, hacia el Eje, y not� la plaza en silencio, extra�o milagro que se produc�a para ella. Y desde el kiosko, desde aquel lugar que donde alguna vez le dijeron que era el deber del mariachi cantar, pudo verlo.
Yo s� bien que estoy afuera pero el dia en que yo me muera s� que tendras que llorar �Llorar y llorar llorar y llorar!
Y lo oy�. Y llor�. Y toda Garibaldi, de nuevo, estuvo a sus pies.

21.6.05

In the name of Blog.

Estoy reflexionando si no ser�a pertinente cambiarle el nombre al blog directamente. Stay Tuned, se viene cambio de dise�o.

9.6.05

El f�tbol es as�

Entre webservers, aplicaciones desktop, IDEs, motherboards, deadlines y bugs, uno se puede imaginar que el ambiente en una oficina es m�s o menos el mismo siempre. Hasta que Argentina por esas cosas, le gana una noche, 3 a 1 a Brasil... Que poder que tiene la selecci�n. Personas del tipo m�s diverso, de repente son la encarnaci�n de Bilardo o Basile, comentan las buenas jugadas, los goles magistrales, recuerdan datos de partidos que quiz�s nunca se jugaron, afirman como quien no quiere la cosa "yo al pibe ese Mascherano, lo vengo siguiendo desde las inferiores de Calchaqu�, yo siempre dije que iba a llegar lejos". Es muy gracioso, pero sobre todo, muy satisfactorio ver lo bien que nos hace a los argentinos el futbol, sin distinciones de ning�n tipo. Las chicas que otrora suspiraban por las crines de Batistuta, hoy comentaban el zurdazo de Riquelme, los muchachos haciendo gestos indicando el status quo del culo de los brasileros, y como qued� dilatado despu�s de anoche. Sin lugar a dudas, por m�s que nunca sigas al futbol (cosa que yo, entre otras cosas, no hago), mirar a la selecci�n y que encima guste, haga goles, se clasifique en un partido para jugar al mundial, con muchas fechas de anticipaci�n, nos hace bien. Directa o indirectamente. Si hoy el colectivero no te mir� con la misma cara de culo, si hoy tu jefe te rompi� menos las bolas, si hoy esa chica te sonri� m�s que de costumbre, es porque anoche, todos los argentinos, fuimos un poquito m�s argentinos. Y eso no sucede siempre, ni muy seguido. Y m�s all� de que est� bien o mal, no nos preocupemos hoy por discutirlo. Disfrutemos el momento.

30.5.05

Genoma Party

Dado que la comunidad cient�fica se ha tomado la molestia de descodificar el genoma humano, desde este espacio en Internet quisiera hacerle un par de pedidos, que sabr�n tener en cuenta oportunamente...
  • La total eliminaci�n de los ciclos hormonales con desechos desagradables (aqu� van a estar en contra multinacionales como Day's, pero vale la pena intentarlo)
  • Incorporaci�n de ciclos hormonales sin desechos desagradables para los varones tambi�n (esto impactar�a contra el consumo de profil�cticos y una merma en los ingresos por prostituci�n, pero creanme, nos va a convenir )
  • Eliminaci�n de la necesidad de dormir, bastante pr�ctico para estudiantes y los que se llevan el trabajo a casa.
  • Y ya que estamos, puede ser un placer a veces, pero la eliminacion de la necesidad de cagar, estar�a muy bien. Hay muchas personas que lo encuentran bastante molesto de llevar a cabo fuera de su casa.
La junta directiva del comit� cientifico tendr� a bien revisar las sugerencias y aplicarlas a la pr�xima versi�n del c�digo gen�tico humano. clicDiario, porque mejorar la especie, es mejorar uno.

26.5.05

"Ay di�, como cuesta lo que cuesta"

Hace tiempo, que los "hace mucho que no escrib�s en tu blog" comenzaron a resonar nuevamente. A lo cual siempre respondo lo mismo (por lo cual, ya estuve pensando o en grabar una respuesta, o en hacer panfletitos para entregar): estoy con menos tiempo, casi no uso la computadora, etc. Excusas... La verdad, la posta, la real realidad, es que no se me ocurre que escribir. Y nada es nada. Cero, vac�o, solo, hueco, falta, nada. De nuevo nada. Podr�a sentarme y escribir sobre las ganas (o las faltas ) de escribir, si no fuera porque ya lo us� en el pasado. Entonces, me siento y me pregunto... �Qu� pasa? Supongo que queremos escribir, cuando hacemos uso de la imaginaci�n, cuando algo que tenemos muy dentro no quiere salir, cuando nos sentimos extra�amente en una situaci�n que no acostumbramos, cuando queremos expresarnos, escapar, crear, ilusionar, reir. Pero cuando nada de esto nos motiva... �Qu� pasa? Supongo que ser� la costumbre, que ser� el estar m�s concentrado en lo concreto, que en lo creativo, �ser� realmente el tiempo libre? Ser� el sentir la presi�n de tener algo publicado para que al gente lea, o ser� que no queremos exteriorizar (gran palabra) lo que sentimos en este momento, que no queremos lastimar a nadie. �Ser�n los fracasos en los intentos de humor? As� que de momento as� estamos, sepan comprender. Cuando algo motive, cuando una idea aparezca, es casi siempre como una cascada, como un chorro de energ�a creativa que nos inunda, y as� es como se llegan a tener varias historias en el punto de largada, esperando la salida. Hoy, no hay ni una sola.

13.5.05

No te cambio

No hubo manera de sentarme y escribir algo. No la hay por m�s que sienta que tengo que hacerlo. Sale una mezcla incongruente, viscosa y oscura. Sale lo atragantado, salen las manos que no tom�, salen mis defectos, las ganas de llorar y esa sensaci�n desgarrante del demasiado tarde. Solo sale el inmundo silencio. Entonces, dado que no voy a poder m�s que vomitar sobre la pantalla las palabras que seguro no quiero decir, no siento decir, voy a dejar que Alejandro hable.
Compa�era, si me alejo un d�a, una tarde, una ma�ana, un junio, solo es moment�nea la partida no te escribo en despedida. porque no levanto un muro Llevo tu cintura bajo el brazo brilla cada nota en cada aplauso. Cura una canci�n cualquier ausencia y aligera la impaciencia de regreso hasta tu abrazo. No te cambio por un verso, una voz, una palabra, eres parte de este intento de estas manos, de esta causa. Y no vale una tonada m�s que el tono de tu cuerpo cuando cae sobre la almohada la tormenta de tu pelo. Compa�era, si despiertas una, piensa que uno somos en silencio, es la soledad buena fortuna cuando brilla entre la espera de quien prometi� regreso. No es esta verdad antagonismo contra la verdad que nos ampara no hay rivalidad, no existe el abismo entre m�tricas y ritmos y mi boca por tu espalda.
Y no, no hay nada m�s para leer despu�s de lo anterior. O si. Pero todav�a no est� escrito ni se si se escribir� alguna vez. Ya no s� como ser�s, como ser�. �C�mo pude dudar de lo que siempre estuve seguro?

6.5.05

Actualizaci�n...

Los zapatitos me aprietan, las medias me dan calor, el pullover se me encogi�, las zapatillas tienen olor... la remera se desti��, el pelo se me enrul�, la media se me corri�, la u�a se me quebr�, el pantalon se me descosi�, el aro se me perdi�... �y el vecinito...? ���Qu� vecinito, el de enfrente??? Se amaricon�.

3.5.05

Confesiones II

Esto es algo que la gente usualmente no puede creerme. Bueno, es hora de que lo hagan: Lamento las molestias que esto pueda ocasionarles... Aclarando que oscurece: De hecho, no es que no me guste al 100%, pero no me gusta en bombones, no me gusta en helado, no me gusta en barras onda �guila (con ese sabor amargo horrible), no me gusta en huevos de pascua, no me gusta la chocolatada. Pero si lo soporto en algunos alfajores (los Havanna o los Jorguito), en los bon-o-bon de chocolate blanco y en las tortas caseras (sobre todo con frambuesas encima).

Lo que es no tener nada que hacer...

Tantas ganas de postear algo, y tan falto de ideas para desarrollar. As� que hagamos un peque�o "test"... Este es mi MSN : pablo_d_r@hotmail.com. A ver qui�n aparece. (total, SPAM ya recibo)

23.4.05

�Y ahora?

Ya estaba acomod�ndose todo, cada ficha en su lugar, cada casillero previamente ocupado o vac�o, a la espera del comienzo, del inicio. Yo, con las blancas, avanzo un pe�n. Ella, sin dudarlo, movi� su le�n... No comprend�, me paralic�. Segu� con mi idea y movilic� un diestro alfil. Ella, con su Elefante ahora libre, arras� con la mitad de mis defensas. Y ya no supe que mover.

20.4.05

Confesiones I

Aunque me vayan a mirar raro, la verdad es que pr�cticamente no veo tele. Si un personaje no aparece en Taken o en Lost, directamente no existe en mi universo. Y no, no se quienes sean Uriarte o Rold�n. No insistan. (Y no, no hay nada para ver al hacer click a "Leer el Resto", sorry)

14.4.05

Al fin

Hoy, luego de demasiado tiempo y demasiadas coincidencias, comenc� a leer Rayuela por el cap�tulo 73. Deseenme suerte.

Hoy, de Libros.

Ayer escuch� una gran verdad:
El que presta un libro, es un boludo. Pero el que devuelve un libro es un soberano boludo.
No existen dos elementos m�s favorables para la lectura, que una mesita de luz con un velador, y un colectivo con alg�n asiento vac�o. El resto son patra�as.

19.3.05

Me voy, me voy, me fui

Ya tengo un pie encima del avi�n, estoy partiendo el pr�ximo Martes nuevamente a M�xico y conocer un poco m�s de esa tierra. Si al ajetreo del viaje tan pr�ximo ( y de lo desorganizado que puedo llegar a ser ), le sumamos el cumplea�os doble de una hija, m�s la rotura imprevista de mi PC en casa, se puede llegar a entender medianamente que el tiempo libre para dedicarle al blog, ha sido m�nimo y las oportunidades de sentarme frente a una m�quina, escasas... Solo me queda la intima esperanza de que este lugar no quede deshabitado y de que al regresar, tenga muchas cosas para contarles (aparte de las fotos, claro). Estar� de regreso para el 11 de Abril, preparado para el recital de Silvio Rodriguez aqu� en Argentina, el 15 de Abril. Mientras tanto, relean, visiten otros blogs, creen los propios o tan solo, vivan, creen situaciones que valgan la pena luego ser contadas. Nos vemos en Abril (o antes, nunca se sabe)

3.3.05

Cat�logo Femenino

Para ser una persona que descree generalmente de las tipolog�as establecidas, he de reconocer que este texto de Hern�n, fabulosamente escrito, es una muy entretenida manera de tipificar a los distintos tipos de mujeres. Ser� inexacto, irreal o en el peor de los casos, una verdad a medias, pero les recomiendo la lectura. Si, se que como excusa para publicar algo, es bastante mala, pero si los voy a entetener leyendo algo mientras esperan que publique ac�, al menos que sea algo que valga la pena. Ya cuando me vaya peor, o pase m�s tiempo solo, voy a sentarme de nuevo conmigo mismo a parir textos.

26.2.05

La receta

El amor es una situaci�n de perpetuo peligro. Cuando uno ama, siempre corre riesgo de que dejen de amarlo. Entonces se vive en un estado de alarma y cuanto m�s se alarma, m�s enamorado se est�... Pero como nos sucede a todos lo seres humanos, corremos el riesgo de perder ese amor. Ese es el momento - para todos los artistas - en el que canalizamos nuestros sufrimientos a trav�s de alguna obra. Pero, es ineludible, a pesar de todo siempre quedan fantasmas flotando. A veces sucede que uno sale de un amor grande y entra en uno enorme y despu�s de salir de ese amor enorme no aparece ning�n otro. Eso si, cuando se trata de recuperar lo perdido, la mejor receta es hacer nada. As� nom�s; no ir a golpear puertas ni tirar piedras a la ventana a medianoche, ni colgarse del tel�fono a la espera de una peque�a se�al de vida. Si el lugar que me pusieron es el de muerto, pues debo morirme bien. Porque de eso estoy m�s que seguro: cuando el amor se va... no hay nada mas parecido a la muerte.

23.2.05

El Beso como instrumento de Erotismo Jur�dico

Ciertas cosas, no pueden ocurrir hasta tanto las intrument�ramos, las sell�ramos, las consagr�ramos, con un beso. Ese "primer beso", m�s que una funci�n de placer, tiene una funci�n "escribanil", es como haber sorteado una aduana, m�s all� de la cual uno queda libre para dar otros besos: el primer beso se pide, el quinto ya no... Sirve adem�s, para separar al mundo. �Separar, con un beso?. Si, separar. En dos enormes grupos, los que est�n dentro de un c�rculo de proximidad, de vecindad espiritual y f�sica, y los que est�n fuera. Est�n dentro los que alguna vez me han besado, est�n fuera los que no me han besado nunca. Y ese c�rculo, es un c�rculo restringido, �ntimo, de una enorme diferencia entre los que pertenecen y no a �l. No hay otra maniobra que geste una diferencia tan grande, ni un pr�stamo, ni una venta, ni una sociedad, ni un contrato fortalecen un v�nculo tan enorme como el que un beso produce. Creo en ese valor del beso que en el otro, como ingrediente refinado y art�stico de toda la maniobra er�tica. Desde luego que el beso alli es important�simo, pero tambi�n es de todos los contactos eroticos el que tiene mayor firmeza social. Se puede ejercer en casi todos los foros, casi publicamente, sin herir susceptibilidades, pero tambien tiene un valor emblem�tico que no tienen otros gestos quiz�s m�s osados. En ese sentido hay que valorar al beso. Cuando a alguien no le dan un beso, es mentira que le est�n negando algo peque�o, le est�n negando algo grande. Le negar�an algo peque�o si ya se hubiera besado a esa mujer, muchas veces, quiz�s esa misma noche. Pero cuando le niegan un primer beso, le est�n negando, nada menos, que la entrada a ese c�rculo �ntimo d�nde no cualquiera entra. Un beso es una interrupci�n de la realidad, una interrupci�n del devenir cotidiano, un peque�o gran cataclismo que sucede y altera la naturaleza convencional de nuestras relaciones. Se produce una conmoci�n, se sacuden nuestros esp�ritus y nuestros cuerpos. Y ya no podemos seguir trat�ndonos como antes del beso. No podemos. No podemos reanudar las relaciones legales que ten�amos antes, tenemos que verlas de nuevo, coloreadas por este hecho inmensamente m�s importante que una herencia. Nos hemos besado y entonces, ya no son las cosas como eran antes. Por eso es que no se puede decir algo interesante despu�s de un beso. Porque lo que era interesante antes del beso, ya ha dejado de serlo, y uno parece un tonto diciendo lo que fuere. Y que diferencia, por la entrada al c�rculo que anteriormente mencionamos, entre el primer beso y todos los dem�s. Porque el primer beso es un fin en si mismo, para producir esta nueva relaci�n, los dem�s son un medio para ir escalando por una "escalera de besos" en una pir�mide er�tica, que terminar� vaya uno a saber donde. Pero el primero, no es un escal�n, es un fin, un emblema, una iniciaci�n. Amablemente choreado al Negro Dolina

22.2.05

Las escondidas

El escondite, valioso y secreto, con el que siempre ganaba a las escondidas, era tan mio que hasta ten�a mi forma. Era para mi y me otorgaba reputaci�n... Hasta esa noche de juegos, en el que Carolina entr�, quiz�s sigui�ndome, quiz�s por azar, en mi lugar. Y nos vimos. Supo, entonces, que me hab�a robado algo grande, que a partir de ahora ella no ser�a la misma, ni yo tendr�a ya mi escondite. Entonces la bes�, era la unica manera l�gica de quedar a mano.

19.2.05

Clasificados I

Tengo una cajita con certezas, que fui recolectando en 26 a�os. Algunas vencieron, otras son eternas. A veces cuando no sabemos que mierda le pasa al mundo, es lindo abrir una cajita de estas y volver a las bases, saber que hay cosas que no cambian. Permuto por una bolsa de cosquillas que perd� cuando ten�a 6 a�os.

16.2.05

Los beneficios de la luna

Algunos textos, por lo directos, simples, inmejorables, gozan de una perfecci�n pasmosa. Dicen exactamente lo que queremos decir, si hubieramos sabido encontrar las palabras para decirlo. Esto es de Charles Baudelaire, pero bien podr�a haber sido mio, si Charles no se hubiese adelantado m�s de cien a�os...
La Luna, que es el capricho mismo, se asom� por la ventana mientras dorm�as en la cuna, y se dijo: "Esa criatura me agrada." Y baj� suavemente por su escalera de nubes y pas� sin ruido a trav�s de los cristales. Luego se tendi� sobre ti con la ternura flexible de una madre, y deposit� en tu faz sus colores. Las pupilas se te quedaron verdes y las mejillas sumamente p�lidas. De contemplar a tal visitante, se te agrandaron de manera tan rara los ojos, tan tiernamente te apret� la garganta, que te dej� para siempre ganas de llorar. Entretanto, en la expansi�n de su alegr�a, la Luna llenaba todo el cuarto como una atm�sfera fosf�rica, como un veneno luminoso; y toda aquella luz viva estaba pensando y diciendo: "Eternamente has de sentir el influjo de mi beso. Hermosa ser�s a mi manera. Querr�s lo que quiera yo y lo que me quiera a m�: al agua, a las nubes, al silencio y a la noche; al mar inmenso y verde; al agua informe y multiforme; al lugar en que no est�s; al amante que no conozcas; a las flores monstruosas; a los perfumes que hacen delirar; a los gatos que se desmayan sobre los pianos y gimen como mujeres, con voz ronca y suave. "Y ser�s amada por mis amantes, cortejada por mis cortesanos. Ser�s reina de los hombres de ojos verdes a quienes apret� la garganta en mis caricias nocturnas; de los que quieren al mar, al mar inmenso, tumultuoso y verde; al agua informe y multiforme, al sitio en que no est�n, a la mujer que no conocen, a las flores siniestras que parecen incensarios de una religi�n desconocida, a los perfumes que turban la voluntad y a los animales salvajes y voluptuosos que son emblema de su locura." Y por esto, ni�a mimada, maldita y querida, estoy ahora tendido a tus pies, buscando en toda tu persona el reflejo de la terrible divinidad, de la fat�dica madrina, de la nodriza envenenadora de todos los lun�ticos.

6.2.05

Esquinas

Breve e incompleto cat�logo de esquinas de Buenos Aires, esquinas donde siempre algo sucede... Alberdi y Vucetich: aqui duerme el aroma de jazmines, es un lugar ideal para sentirse enamorado, o para creer en cualquier cosa. Venancio Flores y Acoyte: aprend� a cruzar la calle. Pta. Arenas y San Mart�n: me enter� que iba a ser pap�. Patr�n y Leguizam�n: aprend� que las hormigas rojas picaban. Vucetich y Bonifacio: lugar de reuni�n de una banda de gatos delincuentes. Maullan en silencio para que no se sepan sus planes. Riestra y Oliden: dej� mis codos aprendiendo a andar en bici. Campana y Gral. Mosconi: comenc� a ser pap�. C�rdoba y Riobamba: si Argentina fuera un reinado, aqui estar�a el palacio. Brasil y Gral. Horno: me dejaron plantado por primera vez. Campichuelo y la v�a: practiqu� como ser malo. Esteban Bonorino y Alberdi: engendr� "Buenos Aires a las 5 de la ma�ana" Jun�n y Vicente L�pez: Esper� a alguien por 45 minutos. C�rdoba y Reconquista: la volv� a esperar por una hora y quince minutos. Emilio Mitre y Bonifacio: me daba miedo pasar porque quiz�s ella estuviera en esa cuadra a�n. Riglos y Estrada: desde que estuve por primera vez, quiero vivir ahi. San Juan y Entre R�os: le ense�� a mi abuela a andar en Subte, cuando ten�a 4 a�os. M�xico y Jujuy: esa era MI plaza. Lavalle y Florida: siempre hay alguien se encuentra con amigos o conoce a alguien que necesita conocer. Serrano y Santa Rosa: me pegaron un saque en la nuca que me dio vuelta de adentro hacia afuera. Armenia y Guatemala: un stencil y una frase en aerosol me ense�aron que las casualidades, no pod�an existir y ser tan casualidades al mismo tiempo. Scalabrini Ortiz y Aguirre: Ya veremos.

4.2.05

Hoy todav�a no termin�

Viernes. Diez y cuarto de la noche, entro a ba�arme. Hoy todav�a no termin�. Pero hoy a�n puede comenzar algo. Lo deseo de todo coraz�n.

Preguntas de la vida misma VI

�Por qu� la mayor�a de la gente, cierra los ojos al besar? Anexo: �Qu� significar� besar con los ojos abiertos?

30.1.05

Lluvia

Cuando todo el mundo corre para ponerse a resguardo, ella sale a la puerta mirando hacia arriba y la primer gota de la tormenta, siempre cae en el centro de su frente...
Cuando todo el mundo entra en sus casas agitando los paraguas, ella, desde la esquina, camina despacito tratando de no olvidarse de pisar cada charco. Cuando todo el mundo ve la lluvia y prepara mate con torta fritas, ella, sentada frente a la ventana, ignora que realmente llueve porque ella est� triste. Y si le da hipo, nieva.

29.1.05

Una y una

No s� como hasta el d�a de hoy, a�n no hab�a visto la pel�cula Am�lie. Y me di cuenta que en las partes rom�nticas, me muerdo la punta del dedo gordo de la mano (psic�logos a�n en per�odo de veda).

25.1.05

Burocracia Ang�lica

El paraiso para mi, a diferencia de los dem�s, siempre se me pronostic� terrible. Vamos... o en verdad alguno de Uds. quiere pasarse la eternidad, arriba de una nube, vestido como un imb�cil, con un arpa en la mano y una aureola en la cabeza?... Entonces, se me antoja otro concepto. No ya la sacra y antis�ptica concepci�n de un paraiso general, que no sirve para otra cosa que confirmar que en la ignorancia reside la felicidad. Yo no quiero eso ( adem�s, estoy seguro que en ese tipo de para�so, no van a estar las personas que m�s quiero ). Un "paraiso general" es impracticable. Lo que a unos hace dichosos, a otros les provoca miseria. Es claro que la presencia de ciertas personas, convierten un paraiso en el infierno de otras. Entonces, la soluci�n al dilema es que deber�a existir un para�so por cada alma que merezca uno.
"Salgo de la universidad. Me acaba de dar clases Borges y me cruzo con varios compa�eros. Esa misma tarde, vamos a ir a ver correr a Fangio, que prueba un nuevo modelo. Caminamos y el sol est� dandome en la frente, pero la sombra de unos �rboles nos cubre y protege por momentos. Se acerca un grupo de mujeres, que nos saludan muy amablemente. Se que todas estar�n en la fiesta de esta noche. Nos dicen los nombres de algunos de los invitados: charlaremos con Borges, escucharemos las proezas de Ayrton, nos deslumbraremos con la belleza de Tita, reiremos con Tato. A�n m�s importante, me cuentan que ella estar� alli esta noche, esper�ndome como lo convenimos. Las distancias se acabaron, y estaremos juntos ahora. Voy a ver a mi abuelo, est� afeit�ndose para ir a visitar a su mam�, y quiz�s salgan a oir esa noche a Carlitos. Lo abrazo, siempre lo extra��."
Este paraiso, estar� lleno de deliciosos problemas, existe la incertidumbre, existe el desenga�o, existe la esperanza, existen los temores. Pero todo toma la m�s noble de las formas. �Es mucho pedir? �qu� alguien se digne a imaginar, un paraiso para nosotros ?

24.1.05

Por un milenio sin infiernos

Fui a ver la muestra de Le�n Ferrari, y m�s all� de encontrarme con la restrospectiva de los �ltimos cincuenta a�os creativos de Le�n, y de unas obras de una abstracci�n deliciosa, como historias con final abierto, quiero rescatar un escrito (como el amante de las palabras que soy) que no solo me pareci� una forma inteligente de responder a la iglesia, sino que adem�s posee un humor muy ir�nico y delicado a la vez... Ante una nota en la que el Papa solicita que se "medite sobre el Juicio Final" y que "el Infierno existe". El CIHABAPAI (Club de imp�os herejes ap�statas blasfemos ateos paganos agn�sticos e infieles) public� una solicitada, en el diario, que se transcribe a continuaci�n.
Diciembre de 2000, reiterada en 2001 Juan Pablo II El Vaticano Asunto: Por un milenio sin infiernos De nuestra consideraci�n: En su art�culo 5, la "Declaraci�n Universal de Derechos Humanos" (1948) dice: "...nadie ser� sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes". El art�culo I de la "Convenci�n contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes" (1984) califica como tortura "todo acto por el cual se inflija intencionalmente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean f�sicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero, informaci�n, o una confesi�n, o de castigarla por un acto que haya cometido...", y agrega: "todo Estado castigar� esos delitos con penas adecuadas". La �ltima (��ltima?) edici�n del Catecismo de la Iglesia Cat�lica (1998) comparte la condena: "La tortura, que usa de violencia f�sica o moral, para arrancar confesiones, para castigar a los culpables, intimidar a los que se oponen, satisfacer el odio, es contraria al respeto y a la dignidad humana" (n. 2297). El mismo Catecismo admite los suplicios: La ense�anza de la Iglesia afirma la existencia del infierno y su eternidad. Las almas de los que mueren en estado de pecado mortal descienden a los infiernos inmediatamente despu�s de la muerte y all� sufren las penas del infierno, "el fuego eterno" (n. 1035). Al sufrimiento de las almas el Catecismo suma el de los cuerpos. La resurrecci�n de todos los muertos, "de los justos y de los pecadores" (Hch. 25,15), preceder� al Juicio Final. Esta "ser� la hora en que todos los que est�n en los sepulcros oir�n su voz y los que hayan hecho bien resucitar�n para la vida, y los que hayan hecho el mal, para la condenaci�n" (Jn. 5,28-29) "...e ir�n �stos a un castigo eterno y los justos a una vida eterna" (Mt. 25, 31,32,46) (n. 1038). Se materialice o no el sufrimiento anunciado por Jes�s, corresponda o no juzgarlo con nuestras leyes, el miedo de los creyentes al futuro suplicio es ya un suplicio: un sufrimiento mental actual que nuestras leyes y el Catecismo proh�ben. Frente a estas convicciones de la Iglesia, que rechaza la tortura en vida y la admite en almas de muertos y cuerpos de resucitados, y alarmados por la declaraci�n vaticana de que el Infierno existe, es eterno y est� lleno de malvados, le solicitamos:
  1. que extienda al m�s all� el repudio a la tortura proclamado en el Catecismo,
  2. que gestione se respeten los derechos humanos de la multitud de almas que est�n sufriendo, algunas desde el G�lgota, en tierras de Satan�s.
Terminar con padecimientos de millones, desalojar y demoler el infierno, tranquilizar a los creyentes puede hacer realidad su esperanza de que la Iglesia pasar� a la historia como la defensora del hombre. Lo saludamos muy atentamente, CIHABAPAI, Club de imp�os herejes ap�statas blasfemos ateos paganos agn�sticos e infieles. cihabapai@hotmail.com
Me adhiero a este pedido, desde el momento en que el "cielo" no se me hace un lugar antojable, al sospechar que m�s de la mitad de mis amigos y conocidos no estar�n all�. Si est�n en Argentina, en Buenos Aires (moment�nea o permanentemente) les aconsejo visitar la muestra. Saldr�n m�s o menos ofendidos, m�s o menos escandalizados, m�s o menos creyentes, pero sin lugar a dudas van a salir con muchas cosas para pensar, sin lugar a dudas.

22.1.05

Nuevas estrellas en la c�pula celestial

Novedades en la luminaria blogueril, amigos mios. He aqui los nuevos blogs que han surgido y que por unos o cuales motivos, son de obligada lectura para mi... Primero, un poco de restrospectiva. Hace un par de a�os ( o sea, casi justo dos ), comenz�bamos con unos amigos, una especia de Blog que corr�a sobre una plataforma programada en una noche por otro amigo. Esto fue, es y ser� siempre, nuestro Chorizo Comunista. Es en ese lugar donde lei cosas increibles y conoc� un poco m�s de ellos a trav�s de lo que escrib�an. Luego, con el tiempo, las publicaciones mermaron, y el blog qued� solo... o casi. Hoy son dos de sus m�s altos exponentes los que salieron al mundo (El chorizo era solo de conocimiento de los autores y de tres o cuatro buenas personas que merec�an enterarse). A�n queda por definir que haremos con los contenidos que a�n yacen en el viejo Chorizo, en su forma m�s primitiva y abstracta, esperando ser revividos y republicados nuevamente. Por lo pronto, creo que en estos dos nuevos blogs (y espero que haya m�s que dos) podremos ver un poco de la escencia condensada del Chorizo Comunista. Pero por lo pronto, no pueden dejar de visitar : El Chorizo Comunista (v.3.0) Absoluto La ubicaci�n actual del chorizo permanecer� en el anonimato, hasta que encontremos el lugar adecuado para el renacimiento de sus textos, esta vez dados a conocer al p�blico general. Algunos de los que yo escrib� all�, ya fueron colocados ac� en clicDiario, pero no todos. Los otros dos blogs que quer�a comentar, son de nenas. Morir Damasco es uno de ellos, y ahi es donde escribe Cadencia. Este blog tiene una tem�tica m�s o menos definida, ya que Cadencia es... �c�mo decirlo sin herir susceptibilidades? :D Cadencia es feminisita, bueno. Y su blog, que si bien tiene algunos escritos deliciosos, otros son pura y exclusivamente dedicados a la lucha por sus derechos. Y finalmente tenemos a Laquelonia y su blog. Este es uno de los tipos de blogs que m�s me gustan, porque son como espiar en el diario �ntimo de una persona, son como un reflejo latente de lo que son, de lo que hacen, de lo que sienten, como viven. Bueno, asi poco a poco, voy conoci�ndola. Bueno, ella es la autora del Hipo Gay, que me hizo reir hasta las l�grimas. Eso es todo por hoy. Visiten estos otros blogs, seguramente por all� tambi�n estar� comentando y en lo que ellos se escriba, seguramente me influir�n para seguir escribiendo por ac�.

17.1.05

Un paseo por las nubes.

Confieso mi gusto por ciertas pel�culas de amor. No todas, no cualquiera. Pero hay ciertas pel�culas, que aparte del evidente tema amoroso, conllevan algun mensaje m�s, una idea extra, van un poco m�s all�. En definitiva, que tocan un poco m�s ac�, hondo... Una de estas pel�culas es "Un paseo por las nubes". Protagonizada por Keanu Reeves (del que obviamente ni hablaremos aqui de sus preferencias sexuales o de como se desenvuelve en cualquier papel fuera de Neo) y Aitana S�nchez-Gij�n (una mujer tan, tan tan, bella sin caer en exuberancias o demas�as). La vi por primera vez, en el a�o 95 cuando se estren�, y no comprend� todo lo que me hab�a gustado sino hasta 3 o 4 a�os luego, cuando la volv� a ver en televisi�n. Es, antes que nada, una linda historia de amor. Pero va m�s all�. Es una pel�cula que habla sobre la b�squeda de un destino, cuando lo �nico que ten�amos de pronto desaparece. Es una pel�cula que habla sobre el amor de la familia. Es una pel�cula que habla sobre ra�ces. Es una pel�cula preciosa, de esas que parecen solo gustarnos a nosotros y a nadie m�s (ya alguna vez hablar� de esto). Me hizo cuestionar muchas veces, el verdadero sentido de la felicidad, c�mo opera la Felicidad en nosotros, las cosas que realmente nos hacen felices. Pero sobre todo, c�mo buscamos esa Felicidad. Pero ser�a muy pretensioso de mi parte hablar sobre como "todos" hacemos las cosas, as� que me voy a limitar hacia el �nico terreno en el que m�s o menos, dentro de todo, tengo un poco de conocimiento: yo mismo. Siempre tuve la creencia, de que (al menos, yo), tenemos cierto "l�mite" de felicidad. Aunque m�s que l�mite, me gusta llamarlo "umbral". As� como existe cierto umbral de sonido, que una vez es sobrepasado, ya nos parece todo infernal ruido, indistinguible en volumen, creo que lo mismo pasa con la Felicidad. Llegado a este "umbral", ya no importa que seamos m�s o menos felices, ya no podemos distinguir de tanta felicidad que sentimos. Entonces, �de qu� maneras dejamos que la felicidad nos llene, nos inunde?. De muchas y muy distintas maneras, eso es seguro. Pero si vamos al punto en que todos tenemos cierta "cuota" de felicidad que necesitamos poseer para considerarnos felices, entonces las maneras de cumplir con esa cuota, con esa medida de felicidad necesaria, pueden ser distintas. Est�n quienes buscan, a lo largo de su vida, o en momentos en particular, peque�as fuentes de felicidad, que sumadas, dan una sensaci�n de satisfacer esa cuota y por ende, sentirse feliz. Y es as� que corremos detr�s de metas prestablecidas, de deseos colectivos, de anhelos ajenos. As� es que al cumplir ciertas pautas, al alcanzar determinados objetivos, pensamos que deberiamos sentirnos felices. �Est� esto mal? No creo, todo siempre depende del punto de vista. Una de las ventajas ser�a que al no alcanzar alguno de los objetivos, no har�an gran mella en nuestro estado general de felicidad, y siempre podemos buscarnos otros medios que nos hagan un poquito m�s felices. Pero luego, claro, est� el otro extremo. Est�n los grandes motivos de felicidad. Est�n esos sucesos grandiosos, �nicos, que nos entregan un caudal increible de felicidad en nuestras vidas, que se derrama sobre nuestros cuerpos, ba��ndonos en goce. Y en lo general, estos eventos o estas situaciones, que nos hacen inmensamente felices, suelen alcanzar para que la cuota se vea completa, para que estemos llenos de felicidad y ya nuestro cuerpo no necesite m�s. As� es como dejamos de lado la busqueda de otros motivos simples de felicidad, o no nos preocupan, o directamente ni los tenemos en cuenta. Ya tenemos lo que necesitamos para vivir, y en este tema no prima la ambici�n. Si ya no puedo ser m�s feliz de lo que soy, �para que buscar m�s? Algo que siempre fui de creer, es que quien poco disfruta, o quien sus felicidades son m�s chicas y modestas, goza con la ventaja de sufrir poco, de que poco sea lo que lo afecte. En cambio, quienes mucho disfrutan, quienes son capaces de ser muy felices, cargan con el infortunio de sufrir mucho, de desgarrarse de dolor. Todo va en como percibimos la vida, en como nos abrazamos a ella, en como la transitamos. Solo resta tener en cuenta, que ya sea que nos llegue en peque�os y finos torrentes mansos, o en vertiginosas cascadas rebosantes de contenido, la felicidad no se queda, no es permanente, y el mismo principio de amortiguaci�n de los sentimientos, que nos impide sentir m�s felicidad de la que podemos llegar a percibir, es la que pronto nos acostumbra a ello. Y la felicidad, se va. Y vuelve, para nuevamente irse. Perseguimos la idea de una felicidad longeva, perdurable, y chocamos constantemente contra la naturaleza de la felicidad, que nos visita por momentos, para luego alejarse. Y este choque, muchas veces nos impide darnos cuenta de que estamos siendo felices en este momento. No dejemos pasar desapercibido ni un momento de felicidad, grande o peque�a, porque esos momentos son el material con el que se teje nuestra vida. Sean felices, aunque sea en un vi�edo, dando un paseo por las nubes.

13.1.05

Sonrie. El mundo te lo agradece

Casi casi por error, conoc� a una persona con un sitio y una propuesta m�s que interesante. Uno de esos detalles que tiene internet para con nosotros, producto de la m�s abyecta de las casualidades... As� es como encontr� el proyecto Sonr�e.Net. Un sitio con una propuesta m�s que interesante y simple : Sonreir. No cambiar� el mundo, pero se le puede cambiar un poco la cara a la gente. Proponen poner cartelitos en cada uno de los paises, y de los pocos lugares en los que han organizado algo, se encuentran justamente Buenos Aires y Guadalajara, dos lugares muy especiales para mi. Entonces, m�s all� de la suma de casualidades que me llevan hoy a promocionar esta propuesta, les propongo sonreir. Un ejercicio simple, pero poderoso. Por la calle, en el banco, subiendo al subte o bajando del colectivo. Es interesante ver la reacci�n de la gente cuando se dan cuenta de que uno les sonr�e. Rostros incr�dulos, imcomprendidos. Quiz�s alguno ofuscado ante la sospecha de una burla. Quiz�s, sin darnos cuenta, encontremos otra sonrisa en el rostro enfrente nuestro. Y si dos se sonr�en, �qu� m�s se puede esperar? .

11.1.05

Buenos Aires a las 5 de la ma�ana

Anoche tuve la necesidad de salir a caminar. Una hora y cuarto. Fueron aproximadamente 8 kil�metros o para ser m�s precisos, 7.872 metros. Pero lo m�s interesante es que en esa distancia, hay muchas otras cosas m�s, sobre todo a una hora de la madrugada donde a�n la noche conserva su dominio sobre las cosas... Buenos Aires es una ciudad muy particular, eso ya lo sabe casi todo el mundo. Pero a las 5 de la ma�ana, es una ciudad completamente diferente. En Buenos Aires, a las 5 de la ma�ana, la gente no es quien suele ser. Los pocos que no se esfuman o se vuelven transparentes, deambulan por la ciudad en busca de algo, de alguien, de alguna se�al o la respuesta a alg�n dilema. Se disfrazan de peat�n cruzando una calle, de parejita abraz�ndose en la oscuridad, de taxista o toman la forma de alguien esperando el colectivo. Pero hay mucho m�s, se deja entrever una historia, un pasado, circunstancias que los llevan al sitio donde est�n, a esa hora. Buenos Aires, a las 5 de la ma�ana, tiene muy pocos colectivos, pero tiene muchos taxis. A su vez, Buenos Aires a las 5 de la ma�ana, tiene muchas personas esperando colectivos y muy pocos taxis ocupados. Tambi�n hay muchos puestos de diarios abiertos, pero solo 2 kioskos. Comprar una botella de alguna gaseosa es complicado en Buenos Aires a las 5 de la ma�ana. En Buenos Aires, hace tanto calor a las 5 de la ma�ana como en algunas horas del d�a, por lo que se transpira la remera de igual manera. Lo bueno, es que a las 5 de la ma�ana, uno puede caminar mucho m�s tranquilo sin la remera, mir�ndote en todas las vidrieras que hacen esquina. No hay viejas que se escandalicen, en Buenos Aires a las 5 de la ma�ana, y el resto de las personas que andan por ahi, son casi como espectros que solo se preguntan que hacen all�, a esa hora. En Buenos Aires, cuando no est� bajo los rayos del sol, que todo lo vuelve n�tido, definido, real, palpable, todo toma un aura diferente. A las 5 de la ma�ana, el mundo es heredado por las sombras, y las sombras no se diferencian unas de las otras. El mundo como lo conocemos durante las horas del d�a, se transforma, desaparece, se torna difuso, irreconocible. Se vuelve nuevo, inexplorado, menos seguro. El coraz�n siempre late m�s r�pido y m�s alerta, a las 5 de la ma�ana. Buenos Aires, a las 5 de la ma�ana, tiene calles que bajo otra iluminaci�n, perder�an cierto atractivo que le dan las sombras. A esa hora, las avenidas se igualan con las calles de menos tr�nsito, as�, Corrientes o Rivadav�a no son mucho m�s importantes que Curapalig�e o Esteban Bonorino. Por el mismo motivo, a las 5 de la ma�ana, los sonidos que habitan la ciudad, son totalmente otros, no ya abundantes e intrusivos, sino que son como delicados matices sonoros. Son detalles, son adornos, cuelgan del aire por momentos, componiendo una canci�n. La canci�n de Buenos Aires a las 5 de la ma�ana.

2.1.05

�Te juro que es la primera vez que me pasa!

Algunos se habr�n extra�ado que no hubo una publicaci�n para A�o Nuevo, sobre todo cuando incluso incurr� en la irresponsabilidad de comentarle a algunos que ya lo ten�a escrito. �Y juro que es verdad! Pero misteriosamente, el 31 a la tarde busco el archivito donde hab�a guardado lo escrito, y ya no lo pude encontrar. As� que hoy, 2 de Enero, es oficialmente el d�a con el �ltimo post del a�o 2004, y el primero del 2005... Que bronca, no solo el doble esfuerzo de tener que volver a escribir todo de nuevo, sino que es un ejercicio bastante traicionero, el de querer recordar las cosas que uno puso, de la misma manera en que la puso la primera vez, a sabiendas de que no es posible sacarle una fotocopia a la memoria. �Si ya estaba tan lindo! Veremos de recomponerlo con los trozos que rescata la memoria. Que a�o el 2004. Siempre esperamos que el a�o por venir venga cargado de novedades y bienaventuranzas, pero pocas son las veces que nos sentamos al borde del a�o que se va, miramos hacia atr�s (pr�ctica no del todo recomendable para man�aco-depresivos) y nos damos cuenta de todo lo que nos dej� el a�o que se despide. A mi particularmente no me fue nada mal. Comenc� el a�o quiz�s con no muy buenos augurios, efectivizando una separaci�n anunciada meses atr�s, mud�ndome con mi abuela, pero sobre todas las cosas, un poco m�s lejos de mi hija a la que ya no ver�a todos los d�as como acostumbr�bamos ambos. Cost�, fue duro, pero finalmente podemos decir que fue para el beneficio de todos. Un trance que hab�a que pasar, una situaci�n que hab�a que parir. A mitad de a�o, pude complir uno de los sue�os m�s grandes que ten�a desde chico, y que es viajar. Pude irme por primera vez a un lugar lejano y distinto a mi amada Argentina, y fue M�xico qui�n me abri� sus brazos. Una tierra hermosa, sin lugar a dudas, que me cautiv� desde el mismo aeropuerto. Alguna vez contar� lo que se siente estar en un aeropuerto tan grande como el de Distrito Federal, rodeado de gente de tantos paises distintos. Parec�a una propaganda de American Airlines. Tanto me gust� ese viaje, que ahora a finales de Marzo tengo planeado regresar, esta vez a las playas de Campeche. Ya tendr�n noticias de esto tambi�n. Conoc� a una mujer que le di� otro sentido a mi vida. Asi, tan cursi como suena. Me ense�� mucho de mi mismo, y sin darse cuenta, me hizo reconciliarme con muchas cosas. La am� de inmediato, como se suele hacer en estos casos y aunque ya no estemos juntos, la recuerdo para no olvidar lo que se siente estar al lado de alguien as�. No quiero volver a perder a alguien como ella. Laboralmente, lo mejor que me pudo haber pasado en el a�o, fue el hecho de que me despidieran de la empresa. Primera vez que me ocurre y la verdad, tan agradecidos que les estoy por ello. Un trabajo que se prolong� demasiado tiempo, que me acostumbr� al sueldo mensual y a las tareas mediocres, se estaba llevando lo mejor de mi y de mi salud. Ya no m�s, por suerte ahora puedo determinar mis horarios, mis tiempos, los proyectos que encaro y mucho m�s. Este 2005 espero que sea un primer paso, un gran primer paso, hacia esa independencia que deseo obtener. ES mucho el trabajo que hay que hacer, y muchisimas las responsabilidades, pero estoy seguro que voy a poder. El 2004, para gusto de algunos y desgracia de muchos, tambi�n fue el a�o en el que comenc� a escribir este blog. Primero como una curiosidad, como un intento de ver que es lo que este mundo ten�a para ofrecerme, asi como lo que yo podr�a ofrecer. As� como as�, abr� una cuenta en Blogspot y comenc� a escribir. Y espero poder mantenerlo durante el 2005 en el mismo ritmo que ahora (quiz�s un poco m�s frecuentemente, me dir�n algunas). La verdad, que escribir me ha ayudado en muchas cosas, sobre todo a prestarle m�s atenci�n a las cosas extraordinarias que suceden en las vidas supuestamente ordinarias. A buscar el detalle, el hecho extra�o, la situaci�n especial, esas cosas que valen la pena dedicarles algunos p�rrafos (o al menos uno). A todo el mundo, les deseo un 2005 que valga la pena, que les cambie la vida para mejor, en el que decidan por motus propio, cambiar lo malo en bueno, transmutar los estados inferiores en superiores, convertirse en los cazadores de la vida que todos podemos ser. Para que todos, sentados al borde del a�o cuando termine, podamos ver hacia atr�s y decir : "Que bueno, otro a�o m�s que vali� la pena". Hagamos que de gusto, de que los a�os pasen.