26.12.05

Reflexiones a corto plazo

Para estas navidades no escrib� nada, prefer� llamarme a silencio. Y casi tiene un porqu�. Y es que mientras estaba con la pantalla vac�a esperando ser cargada con reflexiones, en ese mismo momento estaba leyendo otros (muchos) blogs cargados de reflexiones. �Todos, eh? como si las reflexiones navide�as o de fin de a�o fueran una especie de moda, como si fueran lo m�s top. Y no, no soy de seguir modas, mucho menos si seguirlas es ser "top"... El problema es que todo el mundo espera a las navidades y al fin de a�o para hacer sus "reflexiones anuales", lo cual puede ser, a mi criterio, demasiado tiempo entre reflexiones. Y como las mismas se hacen una vez al a�o, pegan con todo. Cu�nto mucho m�s sencillo ser�a todo si las reflexiones vinieran m�s dosificadas, digamos, cada tres meses. Ser�an reflexiones mucho m�s manejables, uno no se olvidar�a lo que reflexion� de un trimestre para el otro y la gente sentir�a tener un mayor control de su vida. - "La verdad, que el trimestre que pas� fue muy duro" - "Si zonza, pero espero que estas festividades vengan llenas de esperanzas para el nuevo trimestre". - "Gracias, vos si que sab�s levantarle el �nimo a una" Claro, todo esto ahora nos representa un nuevo problema. Hay que inventar festividades nuevas, que nos permitan, cada tres meses, reunirnos a comer en familia, levantar la copa y tirar fuegos artificiales. Ya no hablemos de hacer regalos a los p�rvulos, lo cual es, adem�s de costoso, muy molesto (porque admit�moslo, �qui�n sabe que se les regala a los chicos de hoy en d�a?). Ahora, si pudi�ramos implementar dos medios aguinaldos m�s, entonces la cosa cambia. Volviendo a las reflexiones, podemos proponernos objetivos a mediano y corto plazo, que son mucho m�s sencillos de llevar a cabo que los anuales. Entonces, en vez de jurarnos y perjurarnos que este a�o, vamos a bajar esos 10 kilos de m�s y comenzar la dieta en Enero para dejarla a mediados de Febrero (con suerte, claro), podemos decir "para el trimestre nuevo, pienso bajar un kilo". �No es mucho m�s sencillo esto? En las pr�ximas festividades, veremos que pudimos cumplir nuestra promesa, y eso nos alienta a que despu�s del brindis, podamos reflexionar sobre lo hecho y ajustar nuevos objetivos. Apuesto, adem�s, que la gente as� comenzar� lentamente a no renegar tanto de las fiestas. A mayor oferta, ya no ser� necesario pensar "�en donde lo pasamos? �en lo de tu familia o en lo de la m�a?". Vamos a poder pasarlo con una, con otra, con otra m�s (si tuvi�ramos, por esos percanses de la vida, tres familias) y con los amigos. O hasta podr�amos asegurarnos dos fiestas para estar solos, y reflexionar bajo las estrellas, sin comprometer las otras, las de las tortas, los cohetes, los cu�ados en pedo y los regalos mal envueltos. Los m�s familieros van a tener m�s excusas para refregarle el coche nuevo al yerno o mirarle el escote a las primas. Y todos felices.

3 comentarios:

/|- dijo...

Buen texto, Pablo, viste c�mo, a�n renegando, tampoco te escapaste de la reflexi�n de a�o nuevo?.

Por lo dem�s, es una gran idea esto de los trimestres. Pensando en opciones se me ocurri� festejar un evento que siempre dura tres meses exactamente y ni uno m�s: el amor eterno.

En fin, por lo dem�s es una "interesante sugerencia, trataremos de implementarla en el futuro"

Webstudio dijo...

Y... escapar era imposible. Incluso la pregunta sobre el yoghurt y la gelatina pod�a tomarse como una reflexi�n. Lo bueno que es lo hemos disfrazado lo mejor posible, de paso, proponer una de esas ideas que no se aplican porque tan solo son demasiado buenas, como los motores de hidr�geno.

lulirouge dijo...

no me gustan las fiestas..! y dudo q me gusten, justamente x eso... los balances suelen ser negativos...