23.4.05

�Y ahora?

Ya estaba acomod�ndose todo, cada ficha en su lugar, cada casillero previamente ocupado o vac�o, a la espera del comienzo, del inicio. Yo, con las blancas, avanzo un pe�n. Ella, sin dudarlo, movi� su le�n... No comprend�, me paralic�. Segu� con mi idea y movilic� un diestro alfil. Ella, con su Elefante ahora libre, arras� con la mitad de mis defensas. Y ya no supe que mover.

7 comentarios:

Laleft dijo...

Esa es la triste parte de seguir las reglas de ning�n juego. Y, peor, de romperlas.

Cadencia dijo...

La moraleja es que la que gana es la que rompe las reglas o la que ruge m�s fuerte?

Cadencia dijo...

Crees que si le ubieras ofrecido tu torre ahora estar�a ronroneando como un gatito?

BioPuritas dijo...

jajaa... me hizo reir cadencia con su ultimo comentario...


ehmbueh!
en definitiva... el leon que movio... te mordio? ;)

Shazz dijo...

a veces me complace no haber tra�do un hijo a este mundo

Cadencia dijo...

Fe de erratas:
Donde sice "ubieras" leer "hubieras"
Muchas Gracias

Webstudio dijo...

Rubia: y lo triste de jugar al mismo juego, pero con reglas diferentes... suceden estas y otras cosas, quiz�s menos tr�gicas.

Cadencia: Cuando se juega asi, es tan dif�cil el juego como determinar ganadores o perdedores. Y no se, nunca entend� el ajedrez, pero quiz�s si se ofrece una pieza, le consiga un cuarto para dos. No se.

MoroKia: como te coment� en el otro blog, ahora entend� tu comentario. Y eso que no miro tele, eh?!