1.11.04

A voluntad

La escena es la misma que en los vagones anteriores, y la misma que se volver� a representar en los que siguen. Es pura repetici�n, lo mismo ser� con el pr�ximo subte. O en la misma peatonal. O en otra. Algui�n realizar� un show, o una demostraci�n, y luego extender� la mano esperando lo que cada uno, considere una justa recompensa... Y el dilema que se presenta, vag�n tras vag�n, subte tras subte, d�a tras d�a. Si eso tiene precio, �ese precio cu�l es?. C�mo hacer una justa valoraci�n, entre lo que esa persona necesita el dinero, el esfuerzo que est� realizando para obtenerlo, lo que uno disfruta (o no) viendo ese esfuerzo, y el dinero que uno tiene en el bolsillo y est� dispuesto a entregar. Y no es f�cil, vaya que no. Sobre todo teniendo en cuenta la innata desconfianza Argentina, en la que creemos que todo el mundo nos est� cagando por algo: - Este para mi que no est� flaco por el sida, sino porque es un muerto de hambre. - Si este es ciego, �c�mo hace para esquivar a todas las viejas y apoyar a las pendejas? - Si si, el mu��n se ve convincente, pero �c�mo sabemos que perdi� la pierna en un accidente o lo hizo a prop�sito para no tener que laburar? - �Viste? �Viste eso? Ac� arriba del bondi lloraba por su situaci�n y se baj�, cont� las monedas �y se compr� un vino! De todas maneras, existen otros casos. Hay situaciones en las dado el espect�culo que estoy mirando, lamento no tener m�s dinero encima m�o. Y esto se est� volviendo m�s y m�s frecuente, no pregunten por qu�. Pero ante ciertas voces, o ciertas interpretaciones, o ciertos espect�culos, cada vez se hace m�s frecuente ver cosas en la calle, que no se ven (�lamentablemente?) en la televisi�n. Y entonces se da el caso, de escuchar una fant�stica interpretaci�n de Jazz, en el �ltimo vag�n del Subte de la l�nea B, sin que la ac�stica o el ambiente no sea el propicio, nada importa mientras la m�sica te llega y marc�s el ritmo con el pi�. Quiz�s, guitarra mediante, un muchacho ciego canta sentado en las escaleras "L�grimas negras" de tal manera, que El Cigala se habr�a dedicado al SitCom. En �sta �poca se puede presenciar un espect�culo de humor de alt�sima calidad bajo las luces, no ya del Gran Rex, sino de la Peatonal Florida. Esta ciudad, ya da para todo. Solo hay que procurar salir con monedas en el bolsillo.

5 comentarios:

Cadencia dijo...

C�mo poner precio al arte? Ser�a c�mo ponerle precio al amor....
Cu�nto te gust� un espect�culo, que dar�as por volver a re�rte de esa manera?
Qu� debe obtener uno a cambio para que uno invierta tiempo, dinero, energ�a, alegr�as en eso? Un Michel Torino, un Valmont, un Chand�n, un Navarro Correas, un
Ruttini? Cu�l es el precio?

Sagi dijo...

Tu "nam�s" ten cuidado de que no se te vaya el tren.

Webstudio dijo...

El problema, creo yo, es cuando la retribuci�n que uno cree justa, no cabe en 750 cent�metros c�bicos. �C�mo hacer para retribuir hectolitros?

Cadencia dijo...

NAdie dijo que pagues al contado. Varias cuotas de 750 estar�an bien.

Sagi dijo...

�O en un .zip?