25.12.04

���Ho ho ho!!!

Y si, sin que nadie se lo esperara, casi desde las sombras, La Navidad cay� sobre nosotros, como un depredador silencioso y furtivo. Primero fue Diciembre, que con sus andares sinuosos apareci� sin llamar la atenci�n, y bajo su disfraz de lentitud, pas� debajo nuestro, y nos dej� esta �poca de fiestas, regalos, petardos, brindis y shoppings atestados de gente... Navidad. La verdad, qu� epoca interesante de vivir. A�o tras a�o es el mismo ritual, las mismas faenas cotidianas adornadas por las guirnaldas navide�as, y sin darnos cuenta estamos tarareando "Navidad, navidad, dulce navidad...". �poca complicada si las hay, d�nde se supone que todo el mundo deber�a estar feliz, donde todo el mundo deber�a estar ba�ado en un esp�ritu navide�o d�nde prime la comprensi�n, el amor, los buenos deseos. Y ser�a TAN lindo si pudiera realmente ser as�. A veces en este pa�s (y supongo que en los dem�s tambi�n, aunque no soy de apostar) necesitamos motivos, valederos o no, para sentirnos felices, contentos. Somos un pueblo tan puramente melanc�lico y dram�tico, que la felicidad (por el motivo que sea, un mundial, la abolici�n de un Virreynato, la victoria sobre Malvinas o el perd�n de la Deuda E[x]terna) una vez instalada en nuestro rostro, tiende a tardar un tiempo antes de encontrar un lugar c�modo. La sonrisa sale como una mueca, entre verdadera y pura felicidad, mezclada con escepticismo, s�tira, descontento (tambi�n, casi por cualquier motivo que tengamos para ser felices, siempre hay uno diametralmente opuesto para putear), desubicaci�n y desconfianza. Dicen que la tasa de suicidios tambi�n crece desproporcionadamente en Navidad y A�o Nuevo. Quiz�s sea por el motivo que todos piensan, el hecho de llegar a un per�odo de nuestras vidas, en las que la reflexi�n se apodera de nosotros m�s de lo usual, d�nde una persona que no tiene muchos y valederos motivos para ser feliz, contrasta contra la felicidad reinante, o quiz�s sea una horda de personas que no se acostumbran a la mueca anteriormente descripta, y prefieren la muerte antes que tener que meterse en una jugueter�a atestada de abuelas sudorosas, en b�squeda del "bichito ese de la tele, que se tira peditos de colores, pero hombre lo pasan en todos los canales que ve mi nieto. �Ud no tiene nietos? V�monos Coca, ac� la atenci�n no es como en la jugueter�a de la esquina". Definitivamente, Navidad no es una �poca sencilla. Sea como sea, por los motivos que sean, espero que todos y cada uno de las veinte (o menos personas) que leer�n el blog el d�a de hoy , hayan disfrutado SU Navidad, con los suyos, con su gente, con sus afectos, con el T�o Pelado que vemos una vez al a�o, pero que se sabe todos los chistes, con la Abuela Sorda que nunca sabe que regalar y te di� plata, con la Prima Tetona a la que de nuevo tratamos de poner en pedo, con el Hermano Hinchapelotas que no dej� de reventarnos los Chaski-Bum peligrosamente cerca de nuestras retinas o esa Parienta Lejana que al no tener idea de nada, regal� medias blancas o frascos de Perfume Paco (Y uno se pregunta c�mo es que se siguen fabricando a�n). Y si no tuvieron tanta suerte, a no preocuparse. Siempre est� la Navidad del a�o que viene.

4 comentarios:

Cadencia dijo...

El �nico regalo que yo recib� fueron unas pantuflas.... y no fue de alguien lejano(lo cual es un agravante).
Igual ya no creo en Papa Noel ni los Reyes ni en el Salariazo ni en el Primer Mundo ni en el cohete que en media hora nos deja en JAp�n ni en el "te llamo" ni en el "hablamos" ni en el "nunca la pas� mejor que con vos".
Pero mientras tratamos de afiliarnos a algo/alguien cualquier quimera es bienvenida. Gracias, las 36 son mi n�mero!!

Sagi dijo...

Nada..... no me port� muy bien este a�

Webstudio dijo...

Ejem...
Es verdad.
Me consta ;)

Sagi dijo...

... y �so que todav�a no sabes la parte m�s divertida.