7.1.06

EL viaje.

No durmi� esa noche, di� tantas vueltas que el mundo necesit� parar un segundo, para poder seguirlo a �l. El calor no tuvo nada que ver, la falta de hambre tampoco. Eran las ideas dolorosas en su cabeza las que lo manten�an despierto. Algo ten�a que hacer, algo, dormir imposible, algo hay que hacer, para escapar, para no pensar, para irse y olvidar. Imposible. Solo eso era lo que o�a. Imposible. M�s vueltas. El Calor, presencia en la habitaci�n, consumiendo todo... Media madrugada. Estrellas pero con el cielo no tan negro, p�jaros que cantan y un tel�fono que suena lejos, el pedido y la confirmaci�n. Entonces, ya estar acostado, dando vueltas, deja de tener sentido. Hay cosas que hacer, escribir mails explicando, dejar notas, anotar lo necesario, armar el bolso y salir. No importaba tener que esperar mientras sea fuera, en otro lado, con gente, con aire, con sol. Arm� (ja! no se pod�a llamar armar a eso) el bolso lo m�s r�pido y ordenado que pudo. Arroj� directamente las cosas adentro y lo forz� de tal manera, que pudo oir quejarse a los cierres haciendo el esfuerzo extremo. �Qu� faltaba, qu� se olvidaba? Limpieza, imposible, no hab�a tiempo. Toalla, innecesario, ya conseguir�a. Avisos, ya estaban todos dados. Mierda, salir por la puerta y listo, era lo �nico faltante. Sali�, viaj� y sin buscar nada m�s que un lugar donde estar para no estar, encontr� muchas cosas. Recorri� todos los estad�os posibles que dos dias ofrecen. Desde caerse y estar en el piso hasta ascender y estar por sobre todo. Encontr� personas, encontr� un lugar, volvi� a estar solo por un momento y a darse cuenta de que siempre hab�a sido �l. Que la vida, tan puta como es siempre, lo hab�a llevado por caminos de mierda, no preciosamente por lo jodidos o complicados, sino por lo c�modos y f�ciles. Se hab�a vuelto viejo antes de tiempo, y no porque el cuerpo no le respondiera, sino porque la mente no le respond�a. La cabeza no le exig�a m�s all� de las simples satisfacciones hipotal�micas producidas por sensaciones baratas. �Qu� carajos estaba haciendo con su vida? Las respuestas, primero de a una y luego en manada, lo atropellaron. No estaba haciendo nada con su vida porque era la vida la que estaba haciendo las cosas con �l. Te pongo ac�, y vos fijate que hac�s. Luego, te doy esta chance, a ver que tal la aprovech�s. Ahora, te quito esto, a ver como reaccion�s. Por eso le estaban ganando de mano, por eso estaba perdiendo lo m�s valioso. Mierda estaba haciendo. Y ahora en dos d�as, hab�a disfrutado m�s de gente desconocida que en el resto de su vida. Se di� cuenta de la vida es lo que pasa por nosotros y no a pesar nuestro. Que como dice el grande, a la vida te la dan, pero no te la regalan. Volvi�. Un viaje no cierra como viaje, si no hay un regreso. Y a�n con la m�sica resonando en los tendones, con la risa retumbando en el pecho, regres�. Y vi�, por primera vez en mucho tiempo, un camino a seguir. Tuvo una pista. O dos. Necesitaba muchas cosas, demasiadas. Pero al menos ya sab�a lo que faltaba. Soporte. M�s amigos. Nuevos amigos. Fuerza. Salud. Bebida. Malas costumbres. Salidas. Risas. Locura. Cerrar y volver a abrir. "Se�ores", pens�, "Aqu� estoy. �qui�n reparte y qui�n es mano?"

5 comentarios:

Carlota dijo...

En una mano de cartas te tocan, simplemente y tambi�n ves que hac�s con eso. Si ment�s o si te vas al mazo....No esperes a ver que te toca, repart� las cartas vos. Es como dice el dicho "el que parte y reparte...." ....Quedate con la mejor parte!!!!!!!

Webstudio dijo...

Muy acertado, ciertamente. Quiz�s quise representar el comienzo de un nuevo juego, de un nuevo conjunto de cartas, de un nuevo inicio. Si, yo que renegaba de las reflexiones de fin de a�o y no pude huir de las mismas.

Supongo que para repartir el juego uno, primero hay que tener el mazo en la mano, y eso ya de por s� no es tan sencillo, son pocos los que lo logran, pero no soy menos, no. �Qu� prefer�s, Truco o Blackjack, Escoba o Pocker?

/|- dijo...

Me gust� harrrrto Pablo (y)

[ .:W.F.C:. ]

Webstudio dijo...

Gracias Ale, ahora estoy viendo como publico (bajo que forma realmente, y con qu� intensidad o nivel de detalle) las cr�nicas de este viaje. Quiz�s ahora que puedo, te contacte para consultarte, ya que apreciar�a una opini�n al respecto.

Y luego, otro estilo, por un tiempo, hasta que ya no lo necesite.

/|- dijo...

Ser� un placer, me avisas.